inicio
ba
 
PUBLICIDAD
MENÚ
EN EL ALMACEN DEL ROCK...
HOME
 


CALIFICACIÓN: 9/10

Desde el comienzo del show, con una potentísima “Lookout Mountain”, seguida por “Where The Devil Won´t Stay” (ambas de THE DIRTY SOUTH, la aclamada obra maestra que el grupo publicó en 2004), la cosa suena inmejorable en tan impecable resumen de tres noches consecutivas en el FILLMORE de San Francisco, con unos Patterson Hood, Mike Cooley y compañía que muestran un excepcional estado de forma, mientras van dejando caer clásicos inolvidables como “Women Without Whiskey”, “Uncle Frank”, “The Living Bubba”, “Putting People On The Moon”, “Ronnie And Neil”, o las algo más recientes “Get Downtown” y “Used To Be A Cop”, junto a algunas selecciones de English Oceans, su obra más reciente, como “Primer Coat”, “Shit Shots Count”, “MAde Up English Oceans” o el suave y gentil country de “First Air Of Autumn”.

No es fácil encontrar objeciones o puntos débiles cuando una banda como ésta te planta un álbum en directo de estas características. Tal vez, por rizar un poco el rizo, hay cuatro canciones, que son “Marry Me”, “The Righteous Path”, “Three Dimes Down” y “A Ghost To Most”, que a un servidor le gustan más en sus versiones de Live From Austin TX. Pero eso no significa que estén mal aquí. Ni muchísimo menos.

Y, eso sí, en el capítulo más sobresaliente, mención aparte merecen algunas versiones verdaderamente sublimes, como la de “Sounds Better In The Song” (electrificada en directo como interesante contraste a la también mágica versión acústica de estudio incluida en el álbum Decoration Day del año 2003), “Goode´s Field Road”, impecable con sus marcadísimos arreglos de wah-wah, el bestial e irónico Rock & Roll de “Girls Who Smoke” (¿por qué se quedó fuera del álbum The Big To Do y reducido a un simple bonus track? Incomprensible...).

En esa misma línea, también entre lo más sobresaliente entre lo ya de por sí elevado de este trabajo, tenemos la tremendamente emotiva “A World Of Hurt”, unas “Shut Up And Get On The Plane” y “Angels And Fuselage” que, como no podía ser de otra forma, funcionan a la perfección en la fase final como dueto conceptual en torno a la trágica historia del accidente de avión de los míticos LYNYRD SKYNYRD, y dos bises finales que dejan el mejor de los sabores de boca: La infaltable “Zip City”, y la estremecedora y atmosférica “Grand Canyon” que, con su levitante y paisajística belleza, pone el punto y final a más de tres horas del mejor y más honesto Rock Sureño en directo, de la mano de sus máximos exponentes en la actualidad: los magníficos DRIVE-BY TRUCKERS.

Menudo pedazo de triple álbum, menuda producción, y menuda forma más certera y redonda de hacer las cosas. Con sus 35 canciones y sus más de 180 minutos de mágico Rock & Roll en concierto, It´s Great To Be Alive es, sin lugar a la menor duda, uno de los mejores álbumes en vivo que quien firma ha escuchado en muchísimo tiempo. Extraordinariamente reconfortante y absolutamente recomendable, de verdad.

Alberto Manzano Ben

 
22-11-2015
Envía esta noticia a un amigoImprime esta noticia
Copyright © 2005-2008 El Almacén del Rock - Todos los derechos reservados - Aviso Legal