inicio
ba
 
PUBLICIDAD
MENÚ
EN EL ALMACEN DEL ROCK...
HOME
 

 

Los primeros acordes de la hiper-reconocible ‘Hard As A Rock’ (hoy un verdadero himno de la banda) llegan mostrando ya desde el principio unos aires de grandeza y de apabullante majestuosidad que se mantendrán a lo largo y ancho del disco sin bajar el nivel de calidad en ningún momento. ‘Cover You In Oil’ tiene un tempo más lento, y es dura y efectiva. La soltura y la naturalidad de otros cortes tan galvanizantes como ‘The Furor’ (espléndidos arreglos de guitarra, por cierto) o ‘Burnin’ Alive’ continúa demostrando que no estamos ante un álbum de una banda veterana que ya hizo todo lo más importante a nivel discográfico, y que ahora saca un disquito con dos o tres temas buenos y el resto de relleno. ¡Ni de broma!.

La espléndida ‘Boogie Man’ es el clásico Blues lento y duro de AC/DC, al estilo de ‘The Jack’ (el grupo lo empleó en la gira de 1996 para el numerito de streaptease de Angus Young), mientras ‘The Honey Roll’ mantiene bien alto el listón y bien encendida esa llama tan salvajemente rockera (¿“rockandrollera“?) de Brian, Angus, Malcolm, Cliff y Phil.

Con ‘Hail Caesar’ entramos en la segunda mitad del disco. El tema tiene verdaderos aires marciales y un estribillo que puede recordar más o menos cercana o lejanamente a aquel de ‘T.N.T’, mientras las estrofas de ‘Caught With Your Pants Down’ tienen cierto sabor a ‘Whole Lotta Rosie’.

Con ‘Love Bomb’ volvemos al clásico cuatro por cuatro de AC/DC con algunas paradas en momentos clave, mientras que ‘Whiskey On The Rocks’ cuenta con unos brillantes arreglos de guitarra que parecen hermanos directos de la anteriormente citada ‘The Furor’ y unas estrofas que parecen los out-takes de ‘Hard As A Rock’en versión lenta (que nadie interprete con ello que suenan repetitivas … suenan simplemente … a AC/DC, ya sabes).

El glorioso cierre de esta gran colección de canciones llega con el incendiario tema título ‘Ballbreaker’, que se abre paso a cañonazos en forma de furiosos riffs para dejar tras de sí una estela memorable que hace que, una vez finalizada (y con ella, el disco), continúen resonando en los oídos los ecos de todos y cada uno de los pasajes de esta obra memorable.

En resumen, con este disco, la banda formada por el vocalista Brian Johnson, los hermanos Angus (guitarra solista) y Malcolm (rìtmica) Young, el bajista Cliff Williams y el recuperado batería Phil Rudd, demostró que aún tenía mucho por decir, y que lo iba a hacer desde el único lugar que concibe hacerlo: Desde el podio de los más grandes. Así quedó demostrado en su posterior gira mundial, una de las más memorables y bestiales que se recuerdan en la historia del Rock, tal y como quedaría demostrado en el documento de video en concierto No Bull, publicado en 1996. Pero eso queda para la próxima. ;-)

Alberto Manzano Ben

 
03-12-2008
Envía esta noticia a un amigoImprime esta noticia
Copyright © 2005-2008 El Almacén del Rock - Todos los derechos reservados - Aviso Legal