inicio
ba
 
PUBLICIDAD
MENÚ
EN EL ALMACEN DEL ROCK...
HOME
 

 

Y al frente, cómo no, el genial Bon Scott. Lo perderíamos dos años más tarde, pero no perdió la ocasión de dejar, en este álbum maravilloso (y en otros no oficiales o publicados a posteriori y que. por tanto, hemos descubierto con los años), la prueba irrefutable de su grandeza, de su carisma, de su poder vocal e interpretativo.

De no ser por el único pero que se le puede poner a If You Want Blood You've Got It, que es el hecho de no sea doble, nadie dudaría ni por un segundo (la mayoría, de hecho, no lo hace...) que estamos ante el álbum en vivo definitivo de AC/DC. Se hace un poco corto, es cierto... pero la impecable producción, el bestial sonido, la emocionante atmósfera... todo ello hace de este documento en vivo un pedazo de historia absolutamente incomparable e insustituible.

Desde los primeros fogonazos de la tremenda 'Riff Raff' hasta la mágica 'Let There Be Rock' y el último suspiro de la trepidante 'Rocker', pasando por otros momentos igualmente electrizantes y de puro Rock & Roll salvaje, como 'Whole Lotta Love', 'High Voltage', 'Bad Boy Boogie', 'Hell Ain't A Bad Place To Be', 'Problem Child', o por el irónico y "testosterónico" Blues de 'The Jack', o por la saltarina y también fortísima 'Rock 'N' Roll Damnation', If You Want Blood You've Got It lo tiene absolutamente todo, a excepción de una segunda ración, en forma de un segundo volumen de similar intensidad. Por lo demás, se lleva la matrícula de honor de calle.

Coge la grabación  de una de las noches habitualmente mágicas de AC/DC, ponle una buena producción -lo cual no es excesivamente difícil, dadas las facilidades que da el impecable sonido en vivo del grupo (como demuestra también esa gran cantidad de álbumes piratas en concierto que circulan por todo el planeta)- y dale buen volumen tanto a la voz del lloradísimo Bon Scott como a ese adictivo sonido de válvula de los solos de Angus Young y los abrasadores acompañamientos de su hermano Malcolm, llevados en volandas por la aplastante base rítmica que forman el bajista Cliff Williams y el batería Phil Rudd, y la emoción te durará para siempre. Así es este sobresaliente If You Want Blood You've Got It. Eterno, atemporal y, desde luego, imprescindible.

Alberto Manzano Ben

 
05-04-2010
Envía esta noticia a un amigoImprime esta noticia
Copyright © 2005-2008 El Almacén del Rock - Todos los derechos reservados - Aviso Legal